jueves, 27 de septiembre de 2012

Cruz


Monedas cayendo en tu abismo
Interesado sobre el lecho
Pronto cae la máscara de tu desprecio
Y lloras sobre lo que creías muerto

Que desconsuelo saber
Que la lámpara alumbro el olvido
Y que cierta mañana albergaba
Recuerdos sordos al corazón insano

Locas fueron las horas
Que abandonadas en el pavimiento
Patalean exigiendo tu atención
Y ya no valen los gritos
Que estallan en tu interior

Ahora solo importan esas monedas
Que has tirado en la cama
Ahora ya las horas muertas
Cesaron su llanto
Y ya no queda más que tu epitafio
Reclinado en el fango de tu desgracia

Ya no pasa nada en tu cabeza
Que de un pañuelo cubriste antes del amanecer
La cruz pesa sobre tu espalda
Y no pasará nada con interés

Tus manos blancas
Arañadas por la depresión
Caminan hacia la oscuridad del suicidio
Pensando que con una navaja
Resuelven el mañana vomitado



lunes, 24 de septiembre de 2012

#11


Miles de insectos retorciendose
Ante puñados de sal
Y las lágrimas agrias
Son atrapadas por las telarañas
De la inocencia.

Y de pronto mis ojos se posan
En ese charco de agua oscura
Que no permite que los sueños avancen
Mientras el ruido de la calle
Rompe en mil pedazos
Cada uno de mis pensamientos

Tu mirada perdida se encuentra
En cada loseta y el techo gris
Se refleja en tu mirada
Y una jeringa rompe el silencio
De tu dolor intimo.

Llamaradas salen de cada poro
Y tu cuerpo inerte está
Estoy hurgando en tus cabellos
Y encontraré el plan secreto
Que jamás te mencione

Los recuerdos al vacío
Y tres metros abajo
Te das cuenta que has perdido
Y todo el plan no fue más que
Un hubiera turbio.

#6


En los ojos de los gatos
Quedaron grabadas las imágenes
8 de la noche y tu conmigo
Desgracias y noches de desvelo
Palabras aturdieron tu corazón

Media hora más
Mi hombro estaba ya mojado de tus lágrimas
Y nada era lo que te pasaba
Sentí tu cabello y el olor de tu cuerpo
Tu naríz fría y tu aliento

Besos y lamidas, amigo mío
Mordidas y caricias
Tus dedos rodeaban mi nuca
Y tu mano agarraba firmemente mi cintura

Dos sombras que se mezclan
Y se aspiran como si mañana no existiera
Llego la hora y nos vamos como dos amigos más

Siento arrepentimiento
Cuando aún siento tu saliva
Recorriendo mi garganta
Y el dulce de tus labios en los míos

Aún puedo sentir tu calor
Y tus brazos rodeandome
Pero no puedo evitar sentirme mal
Porque ya nunca más cruzaremos una palabra
Y te olvidarás como yo haré
Y seremos como en un principio
Dos extraños cruzandose por casualidad.

#20


Me da asco tu poesía
Enmarañada en palabras
Sacadas de otros versos

Odio tu poesía
Llena de hipocresía
Despedazas a Neruda
Benedetti y Galeano
Y los escondes bajo tus rimas
Asquerosas y vomitadas

Intenté razonar tu poesía
Palabras tontas
Disfrazadas de ternura
Y erotismo
Pero bajando el telón
Es sólo un engaño de atención

Quise creer en tu poesía
Y en esos versos de amor
Tu acto de rebeldía
Son palabras robadas
Clandestinamente

Plagio de ideas
Y tú vas por ahí
Diciendo que son de tu inspiración
Hipocresía y engaño
Tus manos sólo conocen eso

No piensas
Pude creer en tu poesía
Y las nubes que decías
Pintadas de color marrón

¿Te ha llegado la indirecta?
Mujer de labios llenos de mentiras
Y ojos pequeños como hormigas.

viernes, 21 de septiembre de 2012

#26


Y la tristeza estúpida
De lo que ni siquiera es tuyo
Lo siento lacerando profundamente
Mi pecho ya herido
No sé ni siquiera cual es el motivo
No hay nada que ganar
Ni nada que perder
Dentro de un tiempo reiré
Como supe hacerlo antes
Pero no me importa el tiempo que será
Me importa el tiempo de ahora
Infinita tristeza
Desgracia que supuse pasaría
Como una herida según sanada
Y ahora está cubiera de pus nuevamente
Gusanos comiendo cada parte
De la sangre ya seca
Y volviendola a abrir
Para comer la carne fresca
Infectada con lodo y aserrín

Y otra vez
Sumida en mis pensamientos
En la oscuridad abismal
Dónde nunca debí salir
Y quedarme con lo que ya sabía
Me correspondería.

#39


Notas entristecidas
Van de luto por la distancia
Y el tiempo que ya ha pasado

La melancolía reina el horizonte
Y yo te veo más allá del mar
Las formas del viento
Trazan y dividen nuestro futuro
Un futuro que no creo poder contar

Los segundos pasan
Y eres como necesidad
Las montañas atraviesan mis pensamientos
Y el río de la impotencia
Avanza caudalosamente
Hacía dirección contraria.

Suspiros atados a tu destino
Que son lanzados al viento
De tu misma fuerza y de ese espejo.



martes, 18 de septiembre de 2012

#13


Estuve escuchando
La música del cielo
Claros, oscuros
Pensamientos muertos

Tú presencia
Está en los espejos
Y los sueños
De hace meses
Se desvanecieron

Pintura en las hojas
De lo oculto
De mi corazón

Un palpitar ebrio
Y aún sigues ahí
Sombras que se pierden
En lo profundo
Del patio de mi soledad

Y besos amargos
Plagados de sal
Destino incierto
Dirigiendose a la infelicidad

Dolor punzante
Marcado en tu sien
Cabellos negros
En la coladera
De tu infortunio

Pastillas y jeringas
En el ayer
Cariño agolpado
Y tu mirada inquietante
En un papel



sábado, 15 de septiembre de 2012

Preludio trivial de una muerte lente #35


Ahogada en recuerdos
Atiborrados en mi mente
No sé que será mejor
Si seguir en esto
Si dejar el alcohol
El cigarro, las ansias.

Acabo de sufrir el sindrome de abstinencia
Dejaré de inyectarme esto en las venas.
No sé que es lo que me hace mal
Si el efecto de esto o de los recuerdos.

Más vale dejar sangrar las heridas
Y hecharles mucha sal
Me jode esta actitud
Mediocre, pobre y estúpida.

Quizás ni siquiera tenga fundamento
Esas botellas estrelladas en el piso tampoco.
Ni las colillas de cigarro apagandose en el vaso de cerveza.

Ni las lágrimas que descansan en el borde de mis ojos.
Tampoco esa música, agría y triste.
Ni ese preludio, banal menos.
Ese mismo que sólo suena en mi cabeza
Hueca, inundada de estiercol

Recostada en el suelo,
sin soltar el vino
Quemandome el pantalón
Rasgandome la piel
Sintiendo en carne viva
El arder del ayer.

No, ni esas colillas pueden saberlo.
Sólo estoy quemandome por dentro...
Desperdiciando mi vida...
No... No la desperdicio, no me digas eso.
Yo sólo la veo desde otro punto de vista...



miércoles, 12 de septiembre de 2012

Infortunio.


¿quién soy yo?
Una sombra deslizandose
Una puerta rechinando
Un plato mal acomodado
Una silla rota
En la cual nadie quiere sentarse.

Me preguntas quien soy yo
Entrañable amigo
Quizás tú lo sepas más que yo
Porque a estar alturas
Aún no me encuentro.

El cepillo sin cerdas
Escaleras de 3 escalones
Y un vaso a punto de quebrarse
El sonido de interferencia
Cuando escuchas tú radio.

Me lo vuelves a preguntar
Querido amigo
No sé entonces si lo sabes
Ni tú ni yo nos encontramos
Somos reflejos de lo que quisieramos
De lo que interiormente anhelamos
Y no nos atrevemos

Yo, que me pintarrajeo la cara
A escondidas de todos
Que lloro sobre la almohada
Por eso que considero nunca
Y puede ser porque no lo intento

Yo, que me cortó brazos
Y piernas con una navaja
En los días de extrema depresión

Me lo preguntas mil veces más
Y ante tanta insistencia
¿Qué puedo decir?
Hipócrita, estúpida e indiferente
A todo, incluso a ti
Creadora, con imaginación excesiva
Escritora mediocre
Que tuvo el infortunio
De ser aceptada...



lunes, 10 de septiembre de 2012

#19


Sentimientos ocultos
Una pared de humo
Tu abandono
Labios secos
Que no dejan pronunciarte

Sin brillo
Opacas y tristes
Pupilas dilatadas
Tras el encierro
De muchos años atrás

Me dejaste
Sin caricias y sin calor
Metiste tus manos
En cemento
Que se endureció

Resultas áspero

El corazón en medio
De un mar de fuego
Se debate entre
Lo mío y tu felicidad

Kiilometros
Separan mi felicidad
De lo tuyo
Y una persona se
Entrepone y no deja pasar

Asco y repulsión
Odio y vomito
En mi interior
Ramas y palos
En el reloj

Tu ser te traiciona
Alcohol y polvos
A media noche

Luna triste
Luna abandonada
Saltamontes en el patio
Y un hombre cobarde
Bebiendo desamor

Lágrimas rotas
Y tu mirada se pierde
En el pasto del ayer
Plantas comiendo recuerdos

Te marchitas
Y el suelo testigo mudo
Negro profundo
Como los ojos del perro
Que se acerca
A darte una lamida

sábado, 8 de septiembre de 2012

#78


Siempre he gustado
De arañarme las encias
De hacer sangrar
Lo más profundo de mi vagina

De clavar alfileres calientes
En medio de mis uñas
Sucias, rotas y gastadas.

Me gusta arrancar vello a vello
El bosque de mi sexo
Y lo más placentero es
Trazar figuras en mi estomago
Con un cautin ardiendo

Sensación agradable
Pellizcar cada uno de mis lunares
Morder mis nudillos
Mientras agito con gusto
Mi puño contra el muro

Me encanta reventar
Los granitos de mi lengua
Me gusta morderla
Con mis dientes limados
Por los vidrios del pasado

Disfruto rasgandome
Cada línea de la palma de mi mano
Con una navaja de un filo
Creyendo que así
Borraré mi destino.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Relato de una eterna noche de agonía #13


-¿Qué?  ¿Qué es lo que me has preguntado?

-Nada, yo no he preguntado nada.

-Yo te he escuchado. No seas tonto y dime que me has dicho.

-¡Que nada! ¿Es qué no entiendes?

-No, jamás he entendido nada, por eso es que soy como soy.

-¡Vamos! No te pongas triste.

-Eres tan estúpido que me das asco. Primero dices algo, luego lo niegas y ahora me dices que no me ponga triste. ¡Iluso!  ¿Crees que soporto esto, tu maldita hipocresía y tu estúpido cinismo? ¡Lárgate, infeliz!

(...)


Si, también la pared miente, mi sombra y ese, ese pequeño insecto que está frente al espejo.
Ese de pelo negro, ojos cafés, mirada triste y pérdida.
Ese mismo que tiene boca chica, labios ligeramente gruesos. Y llenos de mentiras.

Es de noche, apenas si se pueden ver esas escasas estrellas en el cielo, con tanto smog, es poco probable verlas, a menos que seas como yo, un asqueroso párasito, que dicen, sin oficio ni beneficio.
Por eso las veo, tengo mucho tiempo para observarlas...
La calle está infestada de insectos, que al parecer, siendo insectos igual que yo, no me toman en cuenta, y son diferentes, o quizás yo sea el diferente...

Tanto observar las estrellas me ha nublado la vista, o quizás sean los recuerdos los que me la han nublado.
Esa discusión tan fuerte me ha provocado ganas de vomitar, discutir con la pared siempre es lo mismo, no entiende de razones, igual que yo.
Encuentro simpatico discutir con ella, siempre me da la razón, o me contradice, siempre me escucha, algo que jamás haría alguien.
También encuentro simpatico verla, se transforma en muchas formas, agradables, no tanto... Pero siempre a final de cuentas, es divertido.

- Deja de decir tantas idioteces.
- ¿Y ahora que carajo he hecho?
- Nacer, eso mismo, parece que la has cagado. esto no es para ti.
- Y que mierda quieres que haga? Acaso yo lo he pedido?
- Ah, eres un estúpido, jamás lo entenderías...

Sii, ahora esas memorias que tenía guardadas, muertas y sepultadas, han vuelto a surgir. ¿Qué he hecho?
Esa es la misma pregunta diaria, y siempre ha eso vuelve la misma respuesta, monotona, rutinaria, tonta y castrante.
Me pregunto como fuese mi vida, si no me hubiera tocado nada de lo que he padecido.
Me pregunto que estoy haciendo con mi vida.
Más especificamente es eso.
Apenas encuentro una respuesta, y surgen mil preguntas nuevas.
¿Porque escribo? ¡Joder! Si yo supiese...
Nadie me escucha, nadie me hace caso, esa es la razón.
Otro de mis amigos, el papel. Él no se enoja porque yo le escriba.
¡Hasta eso faltaría!
Qué tristeza, me gustaría tomar un revolvér y volarme la tapa de los sesos, aunque sería un desperdicio de bala, no tengo cerebro, ni siquiera tengo un revolver.
Quisiera empuñar un cuchillo y clavarmelo a la altura del corazón, también sería una lástima.
Sólo quedaría ahí, como en el principio de mi vida.

Ahora va amaneciendo, creía que faltaba más para las 6 am.
¡Qué putada!
Ni la luna me soporta, que por eso rápidamente va saliendo el sol.
Ahora tengo que esperarla de nuevo, para otra misma plática con la pared, para seguir hablando con ella...
Necesito esperarla, quizás si desee que la admire de nuevo (....)

Logos/Carteles

Canal de youtube

Loading...

PDF en Scribd.

Septiembre 2012: Mes de poesía experimental.

Noviembre 2012: Mes de Unión y Solidaridad/ Trabajos enviados por compañerxs.

Febrero 2013: Mes de cuentos eróticos.