miércoles, 30 de octubre de 2013

Eternidad.

Me vicias cada mañana
como cual alcohol navega en mis entrañas
formas parte de ese organismo sucio y descompuesto
que sólo busca destruirse más y más.

Que no te sorprenda mi forma de ser 
no soy más que un estúpido humano 
intentando encontrarse más allá en todo el barullo
y en los bares de mala muerte.

No te compadezcas de mi
ni cuando duermo en las calles
y la lluvia moja mi ropa desgastada
no preocupes por mi 
aunque los perros me meen la cara
y excremento sea la etiqueta de la gente
que egoísta recorre los parques.

Todas las noches y madrugadas 
camino intentando buscarte
entre llantos y sonrisas 
entre colores y difusas figuras 
recorro las mismas calles 
que me persiguen como el pasado
y aquellas buenas fechas que me apuñalan
por la espalda
aventándome los errores que cometí.

Exploto entre risas 
como los locos en el manicomio
que fueron los únicos capaces 
de escapar de la realidad.

Me inyecto pretextos en las venas 
para poder ser un poquito feliz sin tu presencia
y sé que a pesar de estar podrido 
y de esconder entre mis manos la mariposa de tus ilusiones
aún siento punzadas en mi pecho
y aún tus manos tibias reposan en mis hombros,
en mi estomago como el alcohol recién utilizado
y en mi cabeza, como el valium haciendo su trabajo.

Sigo andando por tu rumbo 
los ojos me engañan y no puedo respirar 
no sé si es el humo del cigarro 
o el nudo que se me ha hecho en la garganta
por verte cargada de promesas 
como lo que mis manos y mi sexo idiota nunca pudo hacer.

Ahora sé que no te compadeces
ni te preocupas 
ni siquiera me piensas 
mucho menos me extrañas
y no porque te lo haya pedido, nena
sólo que encontraste lo que yo no tengo
ahora sabes que soy lo mejor que pudiste evitar.

Y retorno a mi esquina
al burdel donde me dan gratis de comer
donde el alcohol no me cuesta
y los perros me mean sin importar quien soy
y ahí de vez en cuando en cuando 
puedo olvidarte por momentos para mi buena suerte.

Duermo poco y bebo mucho 
evado mi realidad sin gran triunfo
amanece y yo vuelvo al punto de la nada
donde mi existencia no cuenta
y soy lo mismo que la noche anterior.

Un estúpido humano inyectándose decepción.
Ya no me vicias más.













domingo, 20 de octubre de 2013

Irremediablemente.

No creo en la suerte
ni en el azar ni en el destino.

Irremediablemente odio el día
en que creía la suerte existía
y tu paso junto al mío se unían
gracias a ella.

Camino frente el lugar donde te vería
odio salir y tener que pasar por ahí
desvío la mirada por las mañanas
se me escapa una lágrima
porque ridículamente pienso
que te veré ahí
esperándome.

Me miro al espejo y me doy asco
pálida, ojerosa y con un montón de ganas de ti
cuando tu ya partiste con otra ave
a buscar lo que yo, seguramente, no te di.

Voy vagando en la calle
que se amontona de gente y de fechas
hasta la explanada de la localidad
me recuerda el día en que te conocí.

Tiene nuestra fecha inscrita en una placa
irónicamente el día de la revolución
me revolucionaste a mi sin querer.

Por las noches con los ojos perdidos
pienso en lo que dejamos de hacer
todavía sigues siendo mi delirio
todavía escucho la canción que me diste
hasta el amanecer.

En las noches es cuando más te pienso
me obligo a desangrarme
a pensar en con quien estarás
y si lo disfrutarás.

Y te odio como nunca he odiado
quisiera ir a retorcerte las tripas
y el corazón como a mi me ha pasado
me gustaría tomarte y obligarte
a que me quieras otra vez y muchas veces más.

Deformar tu cara, arrancarte los ojos
esos ojos hermosos donde siempre me reflejaría
y te odio con más fuerza
no sé de quien serán tus manos
que volvían a pintar hermosos cuadros
no sé quien gozará de tus labios
y a quien les darás todos mis besos amados.

Agoto toda mi estúpida agua salada
y me quedo suspirando hasta que duermo
irremediablemente, amor mío
te amo en las mañanas cuando pienso
en tus palabras y cuando leo tus cartas.

Me recuerdas al viejo loco
que en mi habitación dormía
que decía que los fantasmas no existen
y yo te conozco a ti
recorriendo mi memoria y mis recuerdos
durmiendo en mi cama
pasando por toda la estancia
como si disfrutaras estar fastidiando.

Irremediablemente te amo
como nunca he amado
irremediablemente te pienso
e irremediablemente te odio
por todo lo contado.

Sé que por ahí estarás
siendo feliz con alguien más
con tu cerveza y tu tabaco
sin pensar en mi
sin mirar ni un poquito hacia atrás
donde yo te esperaba.

Sé que ni me odias ni me amas
sé que sólo fui algo más
sé que irremediablemente te seguiré amando
y como un perro esperando tu llamado.

Irremediablemente si me llamas
volveremos a repetir estos pasos.

Irremediablemente llegará alguien más
no será lo mismo que tu
ni soñarlo
poco a poco te iré olvidando
eso lo espero
serás el mejor recuerdo jamás imaginado
aunque te ame y te odie al mismo tiempo
sé que así será.

Irremediablemente, eres lo mejor de mi pasado.










lunes, 14 de octubre de 2013

El viejo.

Caminando lento va el viejo
pensativo
y con la espalda en signo de interrogación.

No mira
se detiene
tiene la mano callosa
arrugada
agarrando un bastón
tan solo el viejo.

Va mirando el pavimento
intentando encontrar una moneda
ve las piedras
como quisiera excavar y encontrar un tesoro.

El viejo ve al rededor
sus ojos perdieron el brillo
como el perdió a sus hijos
como perdió todo
su energía, su vigor
su fe, su valor.

Va cabizbajo
todos lo han olvidado
el viejo cansado
implora descanso.

Sufre
en sus pies se le nota
ya no sabe donde encontrar fortuna
que tierra bendita pisar
para encontrar solución.

Come poco
platica con poca gente
no hay sonrisa en su rostro
tuvo mala suerte.

Todavía pretende
una vida alegre
todavía se aferra
a que de pronto del cielo
caerá un pan
o encuentre al final del arcoiris
una olla de oro
para costear todo lo que le hace falta.

El viejo
vive y muere en el mismo instante
su piel reseca
sus arrugas
y sus quemaduras
sus canas
su ropa descuidada y sucia
nadie le ayuda
nadie se acerca
su vida depende de tu moneda
lo desprecias.

El viejo recorre diario
la misma calle
mira a todos lados
intenta destapar el pavimento
que de pronto tenga un tapón
y de pura chiripa
encontrar un yacimiento
de petroleo, de dinero
de algún muerto que lo lleve
y le permita descansar.

El viejo mira al cielo
sus ojos se apagan
no queda más.

En el parque se amontonan
para ver el horrible espectáculo
algunos viejos lloran
a otros les da igual
otros sabemos que para allá vamos
indagamos sobre su pasado
el viejo no tenía nada
vivía, o no sabía si eso hacía.

Escurre una lágrima
y se lo llevan
tiene muchos compañeros más
no sabe sus nombres
las fosas comunes no poseen de ello.

Que tristeza
al viejo no pude ayudar
me pongo en su lugar
en algún lugar nos tendremos que encontrar...






sábado, 12 de octubre de 2013

Te necesito para los sábados.

Salir y caminar contigo de la mano
admirar el rumbo de mi barrio
horrible, marginado
con su olor peculiar a semi urbanizado
con sus rincones y sus vagos
con sus coches y sus perros callejeros
un espectáculo ridiculizado
pero ir a tu lado.

Pensar que te necesito
para los sábados
sueños diarios por compartir tu calor
los sábados de fiesta
los sábados de alcohol
sábados de noche y luna media
bañados en sudor.

Te necesito los sábados cuando salgo
y voy caminando sola
pensándote a cada rato
cuando fumo y me elevo
cuando tomo y me siento mejor
hay un punto en medio de la noche
exactamente las 2:35 de la madrugada
cuando te deseo al lado mío
un punto que resuena al rededor
en que te quiero mío.

En que te extraño sin tocarte
te beso sin mirarte
te abrazo en mi mente
y te hago el amor sin tenerte.

Te necesito luego, claro
para los domingos de resaca
y descomposición
para comer juntos un buen plato de amor
durante todo el día
y acariciarnos entre interminables horas
de fiebres de candor.

Entre besos y arrumacos
pasar las horas tumbados mirándonos.

Te necesito los lunes
el principio de semana estúpido
de cansancio
de terrible rutina y el trabajo
cuando me siento exhausta
sin ganas de nada
y con un beso me puedas resucitar.

Amaría los martes si te tuviera
en mi cama, en mi casa
cargando mis mimos en tu espalda
leyendo mis libros
leyendo mi poesía
que escribí para ti.

Te necesito para los miércoles
caminar en el tianguis
en todas las chácharas
en medio del grito del que vende fruta
o el que promociona su ropa usada
que veas mi realidad
y que veas mi pasatiempo de cada semana.

Te ofrecería el jueves para un paseo
el día de mi descanso
te ofrecería un recorrido por Chapultepec
o conocer los alrededores del donde vivo
caminando despacito por el cerro de Xico.

Cultura por aquí y por allá
una cita en los parques de ciudad

Visitar Donceles
estar en Bellas Artes
te ofrezco conocer mi raíz
en las entrañas de Iztapalapa
caminar y caminar
hablando de cosas raras
te ofrecería una visita igual
cada semana
por Revolución
por el Zócalo capitalino
por las calles oscuras del Valle
por la plaza de la localidad.

Preciso tu compañía los viernes
casi volviendo a empezar
te ofrezco una cena para los dos
en el balcón de mi morada
bebiendo caña o tequila barato
soy muy corriente  con mi garganta
pero con mis labios no
porque sólo toleran tu saliva
y tu lengua peleando con la mía.

Solicito tu presencia
para todos los días del calendario
para todo mes
para todo año
te prometo no habrá rutina
cambiaremos cada día.

Te propongo un día sin salida
una noche compartida entre cosquillas
en mi habitación.

Requiero tu cuerpo en la entrada
en lo horroroso del principio de semana
te necesito todos los días
andando por ahí en las mañanas.

Te necesito para siempre
que te pasees por mi historia
formando una
tan simpático, tan lunático
te quiero para toda mi vida.

Y volvemos
te necesito para ese sábado
en mi barrio horrible
lleno de perros y de gatos
lleno de pura gente ciega.

Te necesito los sábados
para poder terminar todo este tiempo...











sábado, 5 de octubre de 2013

Ni olvido ni perdón.

"Habría que lavar no sólo el piso; la memoria.
Habría que quitarles los ojos a los que vimos"
Jaime Sabines


¿Porqué olvidar a los hermanos caídos?
¿Porqué perdonar al opresor?
¿Porqué dejar que siga impune?

Este y más actos de cobardía por parte del gobierno represor del PRI.

¡Que no exista más acontecimientos como este!
¡Que no exista un acto represivo como este por parte del gobierno corrupto!
¡Que no haya más 2 de Octubre!
¡Que no se repita un Halconazo!
¡Que no haya otro Acteal, otro Atenco!

¡Ni olvido ni perdón para estos hijos de puta!

Volvemos la mirada atrás 
y estás tu ahí presente
Hermano, amigo, hijo
que caíste inocentemente.

Ahí vuelas
radicas 
y cada 2 de Octubre
te revueltas.

Quedaron tus memorias 
en aquella plaza
no perdonaremos nunca 
al agresor
ni te olvidaremos
de la libertad, defensor.

Para ti sólo habrá himnos
en nuestra memoria estás
te amamos a ti 
que quizás fuiste 
mi padre, mi madre
mi abuelo o abuela
mi tío, mi hermano
mi compañero
y mi compañera.

Soy tu nieta
soy tu hija
soy un ser rebelde
que nació de tus cenizas
que grita fuerte
¡2 de octubre no se olvida!

Somos el pueblo
que viene a hacer justicia 
tu muerte no fue en vano 
no te olvidamos, hermano.

Agradezco tu lucha 
con la frente en alto 
vamos para la gente que escucha.

Agradezco tu pelea
gracias a ti 
me puedo rebelar 
contra ese mismo gobierno
que a ti te mando a callar.

Tlatelolco 
no olvida ni perdona
sigues caminando 
por esa calle 
haciéndote notar.

Soy tu hermana
soy tu compañera 
que nunca se callará
no es suficiente con marchar
también hace falta 
seguir contando la verdad.

Han pasado cuarenta y tanto años
y sigues latente 
en aquellas mentes subversivas y rebeldes
que nunca te dejarán atrás.

Ni olvido para ti 
ni olivo para el miserable represor
ni perdón para el asesino
y protestas a tu favor. 

No luchar por ti
es una traición
que no nos pidan olvidar
porque eso es volverte a asesinar.

Que no nos digan que te dejemos descansar
porque tu nunca descansaste
por darnos libertad. 

Mi alma libertaria grita
¡2 de octubre! ¡No se olvida! 














Logos/Carteles

Canal de youtube

Loading...

PDF en Scribd.

Septiembre 2012: Mes de poesía experimental.

Noviembre 2012: Mes de Unión y Solidaridad/ Trabajos enviados por compañerxs.

Febrero 2013: Mes de cuentos eróticos.